martes, 7 de abril de 2009

Organización social

La sociedad de la india estaba muy condicionada por las creencias religiosas. El hinduismo estableció un sistema de castas, donde las personas eran ubicadas por su nacimiento, en jerarquías. Estas se representaban con distintas partes de Brahma, el dios hindú. La superior estaba originada en la boca de Brahma y estaba constituida por los brahmanes o sacerdotes. Le seguían la de los chatrias o nobles guerreros, que procedían de los brazos de Brahma y se dedicaban al gobierno. Luego venían los vaishias que correspondía a los campesinos libres, artesanos y comerciantes, que nacían de los muslos del dios, y eran los únicos que debían pagar impuestos, ya que los sudras no podían pagarlos debido a que no tenían ningún tipo de pertenencias y a los sacerdotes y guerreros no les correspondía hacerlo.
El más bajo escalón lo constituían los sudras, quienes emergieron de los pies de Brahma. Estaba conformado por campesinos, pescadores y cazadores semiesclavos. Eran descendientes de los pueblos vencidos y debían servir a las castas superiores ya que eran la casta inferior.
Además, había un grupo que no pertenecía a ninguna casta. Estos eran los "avarna". Eran llamados así ya que "varna" significa casta y "a-varna", que no tiene casta. Estos desempeñaban los tabúes, trabajos serviles u otras profesiones impuras que no podían ser realizadas por los que estaban dentro de las castas. Estaba prohibido que los individuos de las castas superiores se relacionaran o tocaran a los impuros para no contaminarse. Así, este grupo se hallaba organizado en un grupo paralelo marginal al resto de las castas.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. El origen de los violadores sexuales es de que las mujeres son altaneras con los tales cuando son novatos en el cortejo debido a que son mentecatos para seducirlas donde las tales los injurian sexualmente para convertirlos en depredadores sexuales.
    La solucion para los violadores sexuales es de resarcirlos parafílicamente afables por las secuaces porque a los tales les conviene la autosuficiencia sexual de acreditarse secuaces sexuales por pedorrearlos al semblante con densos pantalones agudos de los simétricos dorsos de las cínicas pretenciosas para autoestimularlos masturbatoriamente extasiantes con prominentes bates para preservarlos castos de convalecerlos fidedignos porque tambien a los tales no les conviene la necrofilia voyeurista donde mis calumniadores masacraron a centenas de millones de violadores sexuales por refutarme de mi consejo al público resarciente. Desde Agosto del 2,009 empezaron con el genocidio a los violadores sexuales donde terminó en Julio del 2,015 por calumniarme de violador sexual parafílico por la calumnia original de prevaricador por una ignominia sexual necrofílica popular desde el año de 1,992 por mis corresponsales polares de los vórtices virtuales que me exploran esotéricamente para especularme apologalmente de mi paradoja interactiva de supeditarme denigrante. Mi resarcimiento parafílico es de ventosearme al semblante por los densos pantalones agudos de los simétricos dorsos de las secuaces audaces por mi indumentaria friccion transversal a mi oblicuo estriegue de un harapo por zarandearme extasiante por un prominente bate para preservarme fidedigno de convalecerme casto. El femicidio es un peligro inminente cuando no se solucionan a los violadores sexuales.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar